Visitas desde la apertura

jueves, 10 de diciembre de 2015

Micronavidad

El viejo se sube los pantalones. La barba mal cuidada afea su rostro. Las gafas bailan con imprecisión entre el sudor graso de su nariz y su labio. La voz grave de la mujer que le mira desde la cama le recuerda que le debe cincuenta. Y diez más por las sábanas. El viejo termina de cerrarse la cazadora de cuero, rojo. La mira con indiferencia y le desea que pase unas fiestas felices con su familia y amigos, y desaparece. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Follow by Email